Fundada en 1959

Desde sus inicios, se marca el estándar de su trabajo:
materia prima de excelente calidad, mano de obra esmerada en el proceso artesanal, para conseguir un producto de primera, que le permite competir en cualquier mercado. Es en 1972 cuando Loblan comienza a producir lo que representaría el eslabón inicial en el desarrollo de un estilo propio y único en el país.

Una bota vaquera clásica adecuada a las más altas exigencias de la estética, comodidad y durabilidad, con una amplia variedad de modelos para satisfacer todas las espectativas a nivel nacional e internacional. Al pasar del tiempo, Loblan no se detiene y avanza de la mano con la moda, creando nuevos estilos para aquellos que piden más, mezclando lo clásico con detalles innovadores.

Cuando la bota va desde el ambiente rural y agreste hacia la ciudad, las necesidades cambian, el contexto urbano pide algo más, y Loblan lo crea.